” ¿Quieres sentirte bien? ¡Intenta con imágenes de amabilidad! ¡Muy buenas para antes de un examen! Ah, y hablando de exámenes…”

Esta entrega de la Ciencia de la bondad se reimprime con el permiso de Envision Kindness.

Además de ser un médico, también soy un científico, alguien a quién le gusta entender como funcionan las cosas y ama hacer experimentos que generan preguntas y respuestas.

En esta sesión, voy a adentrarme en la visión de amabilidad de nuestro estudio, el cual se enfoca en definir como imágenes de amabilidad afectan a las personas. ¿Respuesta corta? Estas imágenes potencialmente inspiran un gran incremento en la esperanza, amor, gratitud, compasión y deleite, aún más que las lindas imágenes de cachorros en una canasta o hermosos paisajes. ¿My punto de esta lección? Convencerte, a ti el lector, para que reequilibres tu dieta visual y la mejores al añadir más y más imágenes de amabilidad. Tu sensación de disfrute y conexión podrían cambiar marcadamente.

Realizar experimentos fomenta descubrimientos en busca de la verdad; porque si entendemos la verdad, podemos crear un mejor sentido, y beneficiarnos de ello, y a nuestro mundo. He estado realizando experimentos desde que tengo memoria. Cuando era un niño tal vez de 9 años, desarmaba relojes para ver como funcionaban (mis padres no estaban muy entusiasmados cuando no podía volver a armarlos).

Después mi hijo Jesse y yo comenzamos con este proyecto de Visualizar Amabilidad (Envision Kindness), Jesse quería fuertemente medir la respuesta de las personas ante imágenes de amabilidad. Nosotros sabíamos que nosotros (y otras personas) se sentían bien después de mirar imágenes de amabilidad, sentimientos de calidez, relajación y ánimo.

RELACIONADO: La Ciencia de la Amabilidad: La Biología Demuestra Como Todos Nosotros Estamos Conectados

También sabíamos que otros científicos – algunos de los cuales describimos en la segunda entrega de la Ciencia de la Amabilidad- muestran que unos pocos minutos de un video de amabilidad causa cambios significativos en la gente, incluyendo como se sienten y su deseo de voluntarear. Así que decidimos medir esta respuesta, no a un sólo video, sino a varias fotografías de actos de amabilidad y compararlos con otro tipo de imágenes.

He hecho bastante investigación en personas, pero siempre a sido en el metabolismo o fisiología humana. Ya que esto era psicología, diseñamos un estudio con ayuda de consejeros científicos que preguntaron como las personas respondieron a una variedad de imágenes.

Imágenes “negativas” se incluyeron también en este estudio, aquellas de violencia, destrucción, y negligencia; imágenes “neutrales” como martillos, toallas y picaportes; e imágenes “positivas” o lindas, como cachorros en una canasta, conejitos, flores, etc. Estos tres tipos de imágenes fueron el estándar que los psicólogos usaron por años.

El último tipo de fotografías que fueron usaras, fueron imágenes de amabilidad. Ejemplos que incluían una mujer en situación estresante en una escalera oscura siendo consolada por un oficial de policia y un hombre joven con la cabeza rapada mirando hacia arriba en un mar de personas con cabezas rapadas.

Este Joven hombre va a recibir quimioterapia y sus amigos se raparon la cabeza para apoyarlo – Josh Meltzer / Envision Kindness

Antes de que viesen cualquiera de las imágenes, cada uno de los 400 participantes completaron cuestionarios acerca de como se sentían. Todos se sentían bastante felices al comienzo del estudio. Después fueron asignados a mirar las imágenes de una de las categorías, así que 100 personas vieron imágenes negativas, 100 imágenes neutrales, etc. Después de haber visto un tipo de imágenes, completaron nuevamente el cuestionario acerca de como se sentían.

Las imágenes negativas hicieron exactamente lo que habían hecho antes, ha sido bastante impresionante lo rápido y dramático en el que las imágenes negativas afectaron a los pacientes. Personas reportaron incremento en su nivel de tristeza, miedo, ansiedad y un decrecimiento en su optimismo, gratitud, deleite, etc.

Las imágenes “neutrales” no hicieron mucho, lo que tiene sentido. Las “positivas” o lindas, las que una persona triste usualmente buscaría, como cachorros en una canasta, realmente hicieron que las personas se sintieran más felices, optimistas o con mayor gratitud. Las imágenes positivas incrementaron sus niveles de amor o confianza. Estas respuestas fueron consistentes con lo que se había observado anteriormente, lo que es genial.

Lo que fue realmente interesante fue que las 100 personas que vieron imágenes de amabilidad experimentaron aproximadamente el doble de deleite, entusiasmo y gratitud que las otras 100 personas que vieron imágenes lindas o positivas. El doble de efecto en el autoevaluación de amor y confianza y un montón de emociones y estados emocionales.

He visto bastantes datos en mi carrera científica y estos resultados me impresionaron. Aunque no estén publicados aún en literatura revisada por pares, son consistentes con (y se amplían a) lo que ha sido observado por otros.

¿Así que porqué la gente responde a imágenes de amabilidad más que ha imágenes lindas? Especialmente cuando estas imágenes no eran lindas, cada una tenía un problema o desafío al que debían sobreponerse y alguien que los ayudaba, pero no necesariamente podían solucionar el problema.

Tal vez es porque estás imágenes tocan temáticas de la vida cotidiana y que las personas pueden identificarse. Tienen una emoción asociada a ella, sin ser tan solo lindas o bonitas. O tal vez se deba a que desde nuestro nacimiento estamos “programados” o “equipados” para reconocer las escenas y responder a ellas. O una combinación de ambas. Estoy abierto a sugerencias por parte de nuestros lectores.

En conjunto, los resultados sugieren que las imágenes como estas pueden ayudar mucho a las personas. Como parte del trabajo de Envision, estamos usando las imágenes de nuestro portafolio y combinarlas en una presentación única para amplificar aún más estas respuestas. Nuestro objetivo: inspirar a tantas personas como sea posible al activar la cualidad innata de amabilidad y compasión. Esto en cambio, nos ayuda a conectarnos unos con otros (y con nosotros mismos) a través de nuestra humanidad compartida. Cuando la gente se siente conectada con otros, el amor, optimismo, deleite y la compasión fluyen con más naturalidad. De ahí, es como la conexión, colaboración, cooperación y muchas de estas buenas cosas se fortalecen y manifiestan.

Sólo piensa es las posibilidades.

¿Interesado en aprender más acerca de la ciencia de la amabilidad y el rol que tiene en nuestras vidas? Visita EnvisionKindness.org para conocer más.

Pasa este Poco de Ciencia Positiva a Tus Amigos al Compartirla en Redes Sociales (Foto del pato por hehaden, CC license)
– Traducido al español por Aletheia Jurado

Deja un comentario