Si estás intentando deshacerte de un par de libras extra, éste nuevo estudio muestra que la visualización puede ser un gran contribuidor para una pérdida de peso exitosa.

Gente con sobre peso que ha usado una nueva intervensión motivacional llamada Entrenamiento de Imaginería Funcional (FIT -en inglés) perdió en promedio cinco veces más peso que aquellos que utilizaron sólo terapia hablada.

Adicionalmente, los usuarios de FIT perdieron 1.6 pulgadas más (4.3cm) al rededor de la circunferencia de la cintura en seis meses. – y continúan perdiendo peso después de culminada la intervensión.

El estudio incluyó 141 participantes, quienes fueron designados a terapia FIT o Entrevista Motivacional (MI-en inglés) – técnica en la que la persona visita a un terapeuta para desarrollar, destacar y verbalizar sus necesidades o motivaciones, y sus razones para querer cambiar.

FIT va un paso más allá que la MI, al usar imaginería multisensorial para explorar estos cambios, al enseñar a los pacientes cómo promover y practicar imaginería motivacional ellos mismos. Los comportamientos diarios y una app opcional de soporte  son usados para fomentar la práctica de imaginería hasta que se convierta en un hábito cognitivo.

RELACIONADO10 Formas De Dormir Más Inteligentemente Y Porqué Deberías Empezar a Usarlas Esta Noche

“Es fantástico que las personas hayan perdido significativamente más peso en ésta intervensión, ya que, a diferencia de la mayoría de estudios, no proporciona ninguna dieta/actividad física o educación recomendada. Las personas fueron completamente libres en sus decisiones y apoyadas en lo que deseaban hacer, no lo que un régimen prescribía.” Dijo la Dra. Linda Solbrig, investigadora que lideró el estudio en la Escuela de Psicología.

Éste estudio mostró cómo- después de seis meses- las personas que usaron la intervensión FIT perdieron un promedio de 9 libras (4.11kg), comparadas con la pérdida de 1.6 libras (0.74kg) en el grupo de MI.

La Dra. Solbrig mencionó: “La mayoría de personas estuvieron de acuerdo al decir que para perder peso, necesitas comer menos y ejercitarte más, pero en varios casos, simplemente no están motivadas lo suficiente para seguir estos consejos. Entonces, FIT entra en juego con la clave del asunto al animar a las personas a que creen su propia imagen de cómo se vería y sentiría ese cambio para ellos, cómo sería lograrlo y mantenerlo, cuándo los desafíos llegan.”

“Empezamos con hacer pasar a las personas por un ejercicio acerca de un limón. Les pedidos que imaginen ver el limón, tocarlo,  exprimirlo, tomar el jugo y que éste accidentalmente caiga en su ojo, para enfatizar cuán emocionalmente ligadas están nuestras sensaciones físicas con la imaginería. Desde ahí los motivamos a imaginar y apoderarse completamente de sus metas. No sólo “imaginar cuán bueno puede ser perder peso” sino, por ejemplo, “¿Qué podrías hacer al perder peso, que actualmente no puedas hacer? ¿Cómo se vería/ sonaría/ olería esto?” Y motivarlos a usar todos sus sentidos.”

“Estoy deleitada por el éxito de éste estudio a corto plazo, hay algunos otros estudios que documentan la pérdida de peso después del final del tratamiento, así que ver que las personas continúan perdiendo peso (un promedio de 14.2 libras (6.44 kg) los siguientes seis meses) a pesar de no tener ningún apoyo sostenido o respaldo sobre la efectividad de esta intervensión”.

Trisha Bradbury fue una de las participantes designada a la terapia FIT en esta investigación , y ella explica: “Perdí a mi mamá cuando ella tenía 60 años, y al tener 59 con una variedad de problemas de salud, mi motivación era estar ahí para mi hija. Seguía pensando acerca de usar el vestido que compré para su graduación, y en los días en los que no tenía ganas de ejercitarme, seguía imaginándome cómo me sentiría.

Ella también logró disminuir la dosis de su medicación para la presión arterial, así que estuvo “deslumbrada con el cambio mental”.

Jackie Andrade, PhD en Psicología en la Universidad de Plymouth, es una de las co-creadoras de la FIT, y explica: “FIT está basada en dos décadas de investigación que demuestran que la imaginería mental está fuertemente más cargada de emociones que otro tipo de pensamientos. Usa imaginería para fortalecer la confianza y motivación de las personas para alcanzar sus metas, y les enseña a las personas cómo hacer esto por sí mismas, para que puedan mantenerse motivadas al enfrentar sus desafíos.

Estamos muy emocionadas de ver cómo nuestra intervensión consigue exactamente lo que esperábamos y ayudó a nuestros participantes a lograr sus metas y lo más importante, a mantenerlas”.

Reimpreso por la Universidad de Plymouth.

Asegúrate de Compartir las Noticias Positivas con Tus Amigos…
Traducido al español por Aletheia Jurado

Deja un comentario