Este metal extraterrestre fue encontrado en el meteoro que se deshizo de los dinosaurios, pero ahora, puede ser usado para curar el cancer, de acuerdo a un nuevo estudio.

El metal, que es conocido como iridio, es uno de los elementos más raros del planeta. Experimentos muestran que penetra en el núcleo de las células cancerígenas al engancharse en una proteína sanguínea llamada albúmina. Después de que el metal fue inyectado en el núcleo de las células cancerígenas, el material puede ser inyectados con un rayo láser que genera una forma tóxica de oxígeno que es mortal para las células tumorales pero no daña las células sanas.

Este tratamiento, que es conocido como terapia fotodinámica, activa el metal que mata a las células a través de la oxidación, que es cuando el propio oxígeno de las células se convierte en algo letal. Pero más importante, el tejido sano no es afectado.

Científicos británicos creen que este tratamiento podría revolucionar la forma de tratar esta enfermedad. El profesor Peter Sadlee, del departamento de química de la Universidad de Warwick dijo: ” Es asombroso, esta gran proteína puede penetrar en las células cancerígenas y dejar iridio lo que puede matarlas selectivamente al activarse con luz visible.

“Si se pudiese trasladar esta tecnología a la clínica, puede ser efectivo para cánceres resistentes y reducir los efectos de la quimioterapia”.

Menciona que el iridio puede ser aplicado localmente en pequeñas dosis. Su equipo internacional ha usado una capa orgánica para enganchar el iridio a la albumina, causando que brille bastante. Bajo microscopio poderosos, pueden rastrear su paso por los tumores que están creciendo en el pulmón en el laboratorio y encontraron que el proceso destruyó su crecimiento. El siguiente paso del tratamiento es probarlo en animales.

RELACIONADO: La Luz Azul Reduce la Presión Arterial, Tan Efectiva como la Medicación – Muestra un Estudio del Reino Unido

La terapia fotodinámica está basada en compuestos químicos llamados fotosensibilizadores que producen especies oxidantes cuando son encendidas por láser. Esta técnica ya se usa para tratar varios tipos de cáncer común incluyendo aquellos de piel, seno, y pulmón.

El estudio publicado en el Journal Angewandte Chemie International Edition descubrió que el compuesto de iridio es un excelente conductor fotosensibilizador.

Además de eso, la albumina puede depositar el iridio en el núcleo de las células cancerígenas, que contienen todo el componente genético del cáncer.

El iridio inactivo puede ser activado con luz láser por radiación, destruyendo a las células desde el mismo centro. La gran luminosidad del irradio permite que se acumule en el núcleo del tumor y su activación lleva a la muerte de las células y el seguimiento es en tiempo real.

El co-autor Dr. Cinzia Imberti, que también es de Warwick, dijo: “ Es fascinante cómo la albumina puede depositar nuestro fotosensibilizador tan específicamente en el núcleo”.

“Estamos en una etapa muy temprana, pero estamos emocionados de ver a dónde puede llevarnos el desarrollo de este componente en los estudios pre-clínicos”.

Con el cáncer que se está volviendo resistente a los tratamientos, es crucial que encontremos métodos como este. Adicionalmente, este metal precioso platinado ya está siendo usado en alrededor de la mitad de las quimioterapias.

A pesar de que el iridio puede encontrarse en la capa interna de la Tierra, es más frecuente encontrarlo en meteoritos y asteroides, tales como la roca masiva de 11.16km de ancho que aterrizó en la tierra hace 66 millones de años, y mató a 70% de las especies, incluyendo los dinosaurios.

El frágil metal blanco-platinado fue encontrado en el mundialmente famoso cráter de Chicxulub bajo la península de Yucatán, que fue creado como resultado del choque del asteroide.

Sadler cree que los metales preciosos como el iridio, que son seguros con mínimos efectos secundarios, puede ayudar a combatir las formas resistentes al tratamiento, diciendo: “Es ciertamente tiempo de tratar de hacer un buen uso médico del iridio entregado a nosotros por un asteroide hace 66 millones de años atrás”.

Cura a tus Amigos de la Negatividad al Compartir esta Historia en Redes SocialesFoto por Hi-Res Images of Chemical Elements, CC ; Traducido al español por Aletheia Jurado

Deja un comentario