Un nuevo estudio dice que la exposición a luz azul es un tratamiento efectivo no farmacológico para la presión alta, que simultáneamente reduce el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular.

Durante este estudio, que fue publicado en el Journal Europeo de Cardiología Preventiva, los participantes fueron expuestos a la luz azul de aproximadamente 450 nanometros en todo el cuerpo por un total de 30 minutos, una dosis comparable a la luz solar diaria, seguido de una exposición a una luz controlada en un día diferente.

Visiblemente la luz azul, al contrario de la luz ultravioleta (UV) no es cancerígena. Para evaluar el impacto, se midió la presión arterial, la rigidez arterial, la dilatación de los vasos sanguíneos, los niveles del plasma en sangre y el óxido nítrico de los participantes fue medido antes, durante y hasta dos horas después de la exposición a la radiación de ambas luces.

Los investigadores de la Universidad de Surrey y la universidad Heinrich Heine Duesseldorf que condujeron el estudio descubrieron que la exposición de cuerpo completo a la luz azul reduce significativamente la presión arterial sistólica en los participante en al menos 8 mmHg, comparado con el grupo de luz controlada en el cual no hubo impacto.

RELACIONADOLa Doctora que Descubrió una Manera Natural y Gratuita para Tratar el Vértigo , Escribió un Libro Acerca de Cómo los que lo Sufren pueden Sobrellevar su Enfermedad

Lo que es aún más llamativo es que la reducción en la presión arterial debido a la luz azul es similar a lo que se ve en ensayos clínicos con medicamentos para bajar la presión.

Además de los efectos de disminución de presión, también se encontró que la exposición a luz azul mejora otros marcadores de riesgo vascular, incluyendo la rigidez arterial y aumentando la relajación de los vasos sanguíneos. Estos descubrimientos apoyan una noción de que la luz puede ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares, que matan más de 150.000 personas únicamente en el Reino Unido cada año.

Los investigadores encontraron también que la exposición a la luz azul incrementa los niveles de ácido nítrico que es una molécula importante que señala protección en el sistema cardiovascular. Se cree que la luz azul aplicada en la piel hacia el torrente sanguíneo en donde relaja los vasos sanguíneos, incrementa el flujo de sangre y disminuye la presión sanguínea.

Christian Heiss, Profesor de Medicina Cardiovascular en la Universidad de Surrey y consultor para NHS, dijo: “ La exposición a la luz azul podría proveer un método innovador para controlar con precisión la presión arterial sin medicamentos. Recursos de luz azul que se puedan llevar podrían lograr una exposición a la luz posible y práctica. Esto sería particularmente útil para aquellas personas con presión alta difícil de controlar con medicamentos, como gente mayor».

Esta no es la primera vez que la luz azul revela su impacto positivo en la salud de las personas. Ya que la luz azul ha sido vinculada con mejorar el estado de ánimo, docenas de estaciones de tren japonesas han instalado luces azules como medida de reducir los índices de suicidio. En el trayecto de 10 años, los suicidios en las estaciones de tren han decaído un 84%.

Enciende una Luz con Esta Fascinante Historia al Compartirla Con tus Amigos en Redes SocialesFoto por Aki Sato; Traducido al español por Aletheia Jurado

Deja un comentario