La compañía de envíos marítimos más grande del mundo anunció recientemente que se deshará de los combustibles fósiles en una apuesta para la neutralidad de carbono- y están retando a las compañías que son su competencia a que hagan lo mismo.

De acuerdo con las Naciones Unidas, los envíos marítimos contribuyen con el 3% del total de emisiones mundiales de carbono aproximadamente al manejar 90% del intercambio mundial. A pesar de que se ha probado la dificultad de enfrentar a los combustibles fósiles, esta compañía Danesa Maersk planea liderar el cambio hacia un recurso más sostenible al invertir en combustibles de fuentes limpias y recursos renovables para su modelo de envíos.

«La única forma de alcanzar la tan necesaria des-carbonización de nuestra industria es al transformar totalmente a combustibles y cadenas de abastecimiento de carbón neutro.», Dijo Søren Toft, Director de Operaciones de Maersk.

Los próximos 5 a 10 años serán cruciales. Vamos a invertir significativamente en recursos para la innovación y tecnología de nuestra flota para mejorar la viabilidad técnica y financiera de una solución de des-carbonización. En los últimos cuatro años, hemos invertido al rededor de $1 billón e involucrado a unos 50 ingenieros cada año en desarrollar y desplegar soluciones energéticamente eficientes. Más adelante no podremos hacer esto solos.» añadió Søren Toft.

RELATED: El Histórico Buque de Limpieza del Pacífico Ha sido Exitoso Con las Pruebas en el Mar Y Pronto Llegará al Parche de Basura

Desarrollar embarcaciones de envío con carbono neutro no es fácil. De acuerdo con la compañía, un camión eléctrico de carga que se usa para envíos se espera que que pueda cargar dos contenedores y andar por 500 millas (800 Km) por carga. En comparación, una embarcación puede llevar cientos de contenedores navegando desde Panamá hasta Rotterdam debe ser capaz de viajar 5,400 millas (8.800 Km). Con una duración corta de la batería y sin fuentes de recarga en la ruta, se requiere de desarrollos innovadores.

Ya que las embarcaciones de envío usualmente son útiles entre 20 a 25 años, la compañía espera cumplir su meta de carbón neutro para el 2050 al remplazar toda su flota de envíos con embarcaciones movilizadas por energía limpia en las próximas décadas.

Maersk ya ha llegado bastante lejos al reducir su huella de carbono. Al final del 2016, logró reducir sus emisiones de carbono a un 42% por contenedor y redujo a un 25% el total de sus emisiones de carbono.

Asegúrate de Enviar esta Buena Noticia al Compartirla en Redes Sociales
; Traducido al español por Aletheia Jurado

Deja un comentario