En un famoso cuento popular del Medio Oriente, un niño es ofrecido un deseo después de encontrar una lámpara mágica.

Este año, esta historia resuena desde el Medio Oriente en Perú para un chico que estaba sentado bajo un poste de la calle haciendo sus deberes académicos — deseando poder tener electricidad en la casa de su familia.

Gracias a los oficiales de seguridad de la ciudad al hacer público un video de Víctor Martín Angulo Córdoba haciendo deberes académicos bajo el poste de una luz de la calle, video que fue compartido cientos de veces en la página web y redes sociales.

Cuando se volvió viral, la fotografía capturó la atención de varias personas que estaban en posición de poder ayudar.

La primera persona que respondió fue el alcalde de la ciudad, Arturo Fernández Bazán. Al enterarse que estaba sentado en la calle debido a la falta de electricidad en su hogar. La madre de Víctor no sólo no tenía dinero sino que además, hubo un obstáculo sustancial- ella no poseía los documentos que demostraban que residía en dicho lugar, documentos necesarios para poder instalar el servicio de electricidad de manera legal.

El alcalde de Moche ayudó a Rosa a través del proceso para que pueda obtener el servicio- él también dio a Víctor útiles escolares para apoyarlo en su deseo de mantenerse en el colegio para poder convertirse en un policía en el futuro.

Pero, el verdadero genio con la habilidad del cuento, fue el millonario de 31 años Yaqoob Yusuf Ahmed Mubarak, quien es importador de una chocolatera de Bahrain, un país en el medio oriente. Conmovido por la determinación de Victor, y al recordar su propia juventud, el empresario viajó casi medio mundo para conocerlo a él y a su familia.

RELACIONADO: Cuando una Madre Soltera Gana El Premio Más Grande de la Lotería Estatal, Ella Comparte su Fortuna con Aquellos que Más lo Necesitan

Cuando Yaqoob llegó en Mayo y vio las condiciones en las que estaban su casa y su escuela, decidió reconstruir la casa de Víctor, añadiendo un segundo piso para los cuartos y prometió renovar la infraestructura de su escuela, añadiendo el mobiliario y el equipo para un nuevo centro de computo en honor a Víctor. Y también aprovechó la oportunidad para ayudar a Rosa a empezar su pequeño negocio.

Dando a los fotógrafos locales un momento para recordar, Yaqoob se sentó con Víctor en la misma vereda para recrear el «famoso» momento de la escena en la noche bajo el poste, y leían un libro juntos.

También le regaló ropa, le dio un «montón de dinero», y selló su amistad al ayudar a un amigo de Víctor con una nueva silla de ruedas.

Como en un cuento de hadas, el otorgador de deseos se hace humo (“poof”) y desaparece…pero Yaqoob ha prometido regresar para la inauguración de su casa y escuela nueva. Hasta entonces, Víctor tendrá electricidad para estudiar y suficiente dinero para pagar su educación, gracias a la generosidad de su benefactor y nuevo amigo del otro lado del mundo.

(MIRA el video de la BBC a continuación…)

Concédenos un Deseo… Comparte un poco de Magia en tus Redes Sociales.
– Traducido al español por Aletheia Jurado

Deja un comentario