Docenas de zorros han sido salvados de las granjas de pelaje chinas y se les ha dado un nuevo hogar en un Monasterio Budista.

La activista animal Karen Gifford ha pasado las últimas semanas documentando la iniciativa de rescate en una serie de videos publicados en Facebook por una mujer llamada BoHe.

BoHe es una de las voluntarias que ayudó a rescatar a 174 zorros blancos que estaban siendo criados en una granja de pelaje cercana. Ella opera un santuario para perros local que es hogar para más de 2.400 canes, muchos de ellos rescatados de intentos de comercialización de carne de perro.

Debido a la falta de ingresos, las granjas de pelaje se preparaban para cerrar sus puertas y deshacerse de los zorros que sobraban, pero al oír que estos animales necesitaban un nuevo hogar, la residente de este Jardín de cuidados Budista Jilin en Muddanjiang – China, dice estar feliz de recibir criaturas en su propiedad.

RELACIONADOHombre Compra un Bus Escolar para Rescatar a las Mascotas de Albergues Durante los Huracanes –Él Salvó a 64 Durante ‘Florence’

Las primeras publicaciones en el Facebook de Gifford, en las que los zorros eran vistos llegar en jaulas en un camión. Un día después Gifford publicó una actualización en la que se be a los zorros disfrutando de sus primeros pasos afuera de sus jaulas en los jardines del santuario.

Ahora, Gifford está recaudando donaciones para ayudar a comprar comida para estos zorros. Las criaturas se quedarán en el santuario hasta conseguir voluntarios que puedan ayudar a construir un albergue permanente.

“Gracias a todas las asombrosas personas que nos apoyan! Estoy segura de que sus corazones se llenan al ver estos videos de un Monje Budista parado en medio del jardín con zorros libres”, escribió Gifford. “El clima es helado en la base de BoHe… así que por favor, cualquier gesto es apreciado”.

(MIRA el video a continuación…) – Foto por Karen Gifford / BoHe

Asegúrate de Compartir esta Dulce Historia de Rescate con Tus Amigos en Redes Sociales. – Traducido al español por Aletheia Jurado

Deja un comentario