La mayoría de las personas saben que el ejercicio regular es lo mejor para la salud- pero un nuevo estudio muestra que también te puede hacer más inteligente.

Neuro-científicos que trabajan con ratones en la Universidad de Salud y Ciencias de Oregon en la ciudad de Portland han descubierto que una corta ráfaga de ejercicio directamente incrementa la función de un gen que incrementa las conexiones neuronales en el hipocampo, la región del cerebro asociada con la memoria y el aprendizaje.

La investigación está publicada en línea en el journal eLife.

“El ejercicio es barato, y no necesitas necesariamente una membresía a un gimnasio lujoso o correr 5 kilómetros diarios» dijo el co-autor Gary Westbrook, científico experimentado del Instituto Vollum OHSU.

RELACIONADO: Éxito en el Tratamiento de Parkinson en Etapa Avanzada va «Más Allá de Nuestros Sueños Más Locos»

Investigaciones previas en animales muestran que el ejercicio regular promueve la salud general del cerebro. Es difícil diferenciar los beneficios del ejercicio en el corazón, el hígado y los músculos del efecto específico en el cerebro. Por ejemplo un corazón sano oxigena todo el cuerpo, incluido el cerebro.

“Estudios previos sobre el ejercicio usualmente se centran en ejercicio en periodos sostenido por largos periodos de tiempo,» dijo Westbrook. “Como neuro-científico, no es que no nos interesemos en los beneficios en el corazón y los músculos, pero queremos saber los beneficios específicos del ejercicio en el cerebro.”

Así que los científicos diseñaron un estudio en ratones que específicamente mide la respuesta del cerebro ante un episodio de ejercicio en ratones que de no tenerlo serían sedentarios, al ser puestos en ruedas de correr durante cortos periodos de tiempo. Los ratones corrieron pocos kilómetros en dos horas.

El estudio encontró que el ejercicio en periodos cortos de tiempo- el equivalente humano de un juego de basket amistoso a la semana o 4.000 pasos- promueven un incremento en la sinapsis del hipocampo. Los científicos hicieron el descubrimiento clave al analizar los genes que incrementaron en neuronas específicas durante el ejercicio.

Un gen en particular se destacó: Mtss1L. Este gen a sido arduamente ignorado en estudios previos del cerebro.

“Esto fue lo más emocionante» dijo la co-autora líder Dr. Christina Chatzi, PhD.

El gen Mtss1L codifica la proteína que causa que la membrana de la célula se doble. Los investigadores descubrieron que cuando este gen se activa en episodios de ejercicio, promueve crecimientos pequeños en las neuronas conocidos como espinas dendríticas- el lugar en donde se da la sinapsis.

De hecho, el estudio muestra que un episodio de ejercicio es para motivar al cerebro a aprender.

En la siguiente fase del estudio, el plan de los científicos es emparejar episodios agudos de ejercicio con una acción de aprendizaje para entender mejor el impacto en la memoria.

Reimpreso de Oregon Health and Science Institute

Energízate Con Optimismo al Pasar esta Noticia Intrigante a Tus Amigos en Redes Sociales…
– Traducido al español por Aletheia Jurado

Deja un comentario