Tal vez haz oido acerca de la razón por la que una gallina cruzaría la calle, pero, ¿porqué lo haría un oso perezoso?

Este intrépido escalador de árboles estaba intentando cruzar lentamente -muy lentamente- una calle altamente transitada en Brasil en hora pico en el sector de Angra dos Reis, Rio de Janeiro cuando un buen samaritano paró a ayudarlo.

Un autodenominado amante de los animales, José Aldenizio de 50 años, supo que tenía que rescatar a la criatura del tráfico que se avecinaba  -así que se acercó al oso perezoso, lo levantó en sus brazos, y lo llevó a al otro lado de la calle.

En vez de dejar al animal en el piso, Aldenizio dejó al perezoso en el tronco de un árbol cercano y se despidió de él, llevándose la sorpresa de que el perezoso regresó el amigable gesto.

(MIRA el lindo video a continuación…)

Comparte Esta Dulce Historia Con Tus Amigos En Las Redes Sociales …
– Traducido al español por Aletheia Jurado

Deja un comentario