Después de que los historiadores tomases un respiro de tranquilidad debido a la preservación de muchos artefactos dentro de la Catedral de Notre Dame, los entusiastas de las abejas ahora se están regocijando por la milagrosa supervivencia de las 180,000 polinizadoras.

Durante los últimos seis años han habido un trío de panales de abejas enclavados sobre el techo de la catedral. Los panales eran sólo unas pocas colonias de abejas que estaban instaladas a lo largo de la ciudad como medida para incrementar la menguante población de las polinizadoras en Europa.

RELACIONADOLas Partes Más Preciadas de la Catedral de Notre Dame Fueron Salvadas; Billonarios Franceses están Pagando para Restaurar lo Demás

Los panales han sido mantenidos por el apicultor de Notre Dame, Nicolas Geant, desde 2013; así que cuando la catedral Parisina se incendió, él esperaba ansiosamente noticias del estado de éstas.

Fue necesario un equipo de 400 bomberos y casi nueve horas para finalmente extinguir el fuego -y aunque las autoridades de la ciudad estaban precavidas de la supervivencia de los panales, fotos satelitales han mostrado que los tres panales han sobrevivido al fuego.

Una vez que los especialistas finalmente fueron capaces de examinar a las abejas, Geant estaba eufórico al oír que estaban vivas y bien.

«Es un gran día. Estoy tan aliviado. Vi las fotos tomadas desde el satélite que mostraban los tres panales no quemados.» Dijo Geant a la prensa. «En vez de matarlas, el CO2 (del humo) las embriagó, las puso a dormir.»

Una vez dicho eso, las abejas son peculiarmente afortunadas porque los panales están a sólo 30 metros por debajo del techo que se quemó. Si sus panales se hubiesen calentado a 63º Celsius (145.4 Fahrenheit), la cera del panal se habría derretido y las abejas habrían muerto.
«Yo lo llamaría un milagro, pero estoy muy muy feliz» añadío Grent.

Asegúrate De Compartir Esta Noticia Con Tus Amigos En Las Redes Sociales …
– Traducido al español por Víctor Hugo Bazán Milla

Deja un comentario