Ha pasado un poco más de un año desde que Laura Seymour comenzó a amar a la mascota de su vecino, un perro que siempre estaba encadenado a su caseta, y ahora se han vuelto inseparables.

Después de que Seymour acumuló valentía suficiente para acercarse al akita y presentarse el año pasado, le sorprendió descubrir que el cachorro era extremadamente cariñoso y educado. Es más, le rompió el corazón ver que no tenía comida ni agua en sus tazones.

Seymour empezó a parar en la casa del perro tres veces a la semana para poder alimentarlo y darle agua, fue ahí donde empezó a llamar al cachorro Takia.

Cuando ya no pudo aguantar más ver a Takia atada a su casa día y noche, llamó al control animal. Posteriormente recibió una llamada preocupante del oficial, que le mencionó que mientras Takia tuviese agua y comida, no se consideraba negligencia.

RELACIONADO: Hombre Vestido de Batman Ha Rescatado a Docenas de Mascotas Refugiadas de la Eutanasia

A pesar de eso, Seymour continuó cuidando a Takia por un año entero en lluvia y nieve, y se había rendido de intentar rescatar a este cachorro de su dueño al menos hasta presentarle a Takia su a su mamá.

Ya que Seymour estaba preocupada de que Takia sobreviviera el calor del verano, su madre la motivó a llamar a control animal una vez más.

Al día siguiente, Seymour recibió una llamada del oficial de control animal informándole que se obligó al dueño de Takia a entregar al cacharro a las autoridades y que ahora estaba en adopción, lo que Seymour estuvo encantada de realizar.

Desde que Takia fue adoptada en este nuevo hogar, Seymour dice que la akita de 5 años es un «perro cambiado» que le encanta dormir en su cama todas las noches y pasear por toda la propiedad en Virginia, EEUU.

“Hay algo en ella, fui muy afortunada, realmente,” dijo Seymour a The Dodo Soulmates en el video a continuación. “Es como si, apreciara al 100% todo lo que se le da.»

Un vecino del dueño anterior de Takia comentó recientemente en un video que felicitaba a Seymour por rescatar a este cachorro suertudo.

“¡Que bueno que [Seymour] la tenga!” escribió el vecino. “Yo vivía en la casa de al lado y también la alimentábamos y llamamos en algunas ocasiones a control animal y nos decían lo mismo. Mi esposo le daba comida y agua y mi cuñada que vive cruzando la calle también. Por lo que control animal pudo pensar que su dueño la cuidaba, pero nunca fue así.”

(MIRA el adorable video a continuación…)

Esparce Esperanza y Energía de Perseverancia entre tus Amigos al Compartir esta Noticia…
– Traducido al español por Aletheia Jurado

Deja un comentario