El grupo sin fines de lucro Yoga Para Primeros Respondedores está enseñando a estos rescatistas de emergencia una mejor manera de manejar las demandas de sus trabajos peligrosos.

La instructora Olivia Kvitne Mead de 36 años, fundó YFFR (siglas en inglés) en 2013 después de que el trabajo de los veteranos de guerra la inspirara. Si esta práctica de 5.000 años de antigüedad puede ayudarlos con su Trastorno de Estrés Postraumático- TEP, entonces ciertamente ella fue la primera en responder en el alivio del burnout -desmotivación laboral extrema- y en el desempeño más eficiente en las escenas de emergencias.

«Hay varios programas de yoga para veteranos pero todos están centrados en sus horas después de su labor», dijo Mead. «Eso no pasa para los primeros respondedores. Ellos están en sus trabajos por 30 años antes de retirarse. Van a trabajar y ven trauma, muerte, destrucción, pérdida y lo peor de la humanidad, después deben volver a casa a ser un padre o una madre, un esposo o una esposa».

Mead, quien es de Denver-Colorado, cree que el yoga puede ayudar a disminuir su grado de problemas en salud mental, incluyendo depresión, ansiedad y alcoholismo. De acuerdo a un estudio de la Fundación Ruderman, más primeros respondedores cometieron suicidio en 2017, que aquellos que murieron en labor.

RELACIONADOLa Doctora que Descubrió una Manera Natural y Gratuita para Tratar el Vértigo, Escribió un Libro Acerca de Cómo los que lo Sufren pueden Sobrellevar su Enfermedad

«Hay una falta de herramientas en el entrenamiento de los primeros respondedores y eso es lo que está llevando a estos niveles altos de bournout, divorcio, alcoholismo y suicidio», dijo Mead. «Necesitan que se les enseñe habilidades para manejar el estrés, el trauma y como procesarlos. De no ser así sólo serás exprimido por todo el trauma que haz visto.»

Y es bueno que ella haya perseguido esta idea, porque resultó estar en lo correcto.

SWNS

Ella contactó primero al Departamento de Bomberos de Los Ángeles en 2013 y planteó la idea de enseñar yoga a los bomberos. «El director de psicología de aquel entonces del departamento ya estaba practicando yoga y conocía sus beneficios, -mas- su principal preocupación era ¿cómo lograr que esta población de machos alfa hagan yoga que es marcado como un ejercicio femenino y delicado?

«Le dije que ya había enseñado a veteranos de guerra y que creía que podía hablar con este grupo de personas.»

Entonces empezó a hacer voluntariado dos veces a la semana en el departamento de bomberos, asistiendo cada martes y jueves con esterillas para yoga- y pronto, el Departamento de Policía de Los Ángeles se interesaron en este programa también.

«La sección de ciencia del DPLA estaba albergando un día de bienestar para sus altos comandos» dijo Mead. «Los detectives no salían del trabajo, trabajando 24/7 y caían muertos por ataques cardiacos, izquierdo, derecho y central. Era casi una epidemia.»

Mead admitió que no todos los respondedores se atrevieron a coger una esterilla de yoga.

SWNS

“Trabajé con un bombero en Iowa. Es un hombre grande no quería tener nada que ver con yoga.» Ella recuerda. «Pero yo seguí yendo al departamento de bomberos para dar clases semanales. Cuando le expliqué a él que yo estaba aquí para ayudarlo para que haga su trabajo y duerma bien después, él cambió de parecer acerca del yoga. Vino a cada clase que di.

«Aprendí después que él no había podido dormir una noche entera por un año después de haber sido retirado debido a un accidente de tránsito. Me dijo un día: «Después de tus clases de yoga, pude dormir la noche de ayer».

Ahora, Yoga Para Primeros Respondedores trabaja con 35 departamentos de policías y bomberos en todo Estados Unidos, incluyendo Denver, Wichita, Kansas and Lawrence-Massachusetts.

El entrenamiento es ahora parte oficial de la Academia de Policía de Chicago, lo que significa que cada nuevo reclutado toma clases de yoga antes de unirse a la fuerza.

SWNS

Mead insiste que el yoga no sólo ayuda a los primeros respondedores a manejar el estrés de su trabajo, los ayuda a realizar su trabajo más eficientemente; especialmente porque enseñarles respiración profunda y controlada les permite a los bomberos requerir menos oxígeno al batallar con las llamaradas.

“Respirar ayuda a la tolerancia de CO2 en el cuerpo». Dijo Mead. “Lo que significa que mientras la botella de aire de un bombero normalmente dura 15 minutos en acción, podemos hacer que dure más.

El yoga fortalece el cuerpo y lo hace más móvil lo que es muy importante para los primeros respondedores, ya que su cuerpo es una herramienta, pero la verdadera esencia del yoga es el entrenamiento neurológico.»

“Entrena la mente y el sistema nervioso a soportar cualquier cosa al enseñarles técnicas de relajación y terapia cognitiva conductual».

El Departamento de Bomberos de Henderson en Kentucky ahora ofrece las clases de yoga 3 veces a la semana, y dicen que están atendiendo una «muy buena cantidad» de bomberos. El teniente Josh Dixon asistió a su primera clase el pasado noviembre y ahora practica yoga 5 veces por semana.

“No podemos controlar lo que ocurre fuera de nuestro cuerpo, especialmente en una emergencia», dijo el respondedor de 41 años. «Pero si podemos controlar lo que ocurre dentro.”

(MIRA el video — Dona a esta organización sin fines de lucro o encuentra una ubicación)

Asegúrate de Compartir esta Noticia Inspiradora con Tus Amigos en Redes Sociales.
Traducido al español por Aletheia Jurado

Deja un comentario