Todos saben que una vida saludable implica comer frutas y vegetales y realizar bastante ejercicio, pero un nuevo estudio indica que esto puede tener un impacto mucho más significativo en nuestra salud cognitiva de lo que antes se creía.

El mes pasado, investigadores de presentaron en la Conferencia de Asociación Internacional del Alzheimer, realizada en Los Angeles, su nuevo estudio acerca de como cinco estilos de vida específicos estaban vinculados con una reducción de hasta el 60% del riesgo de desarrollar esta enfermedad. De hecho, el reporte compilado menciona que aún adoptando sólo cuatro de los seis estilos de vida, tendrían un mismo impacto.

Los factores que este estudio incluyó fueron los siguientes:

  • Tener al menos 150 minutos de actividades con agitación moderada-vigorosa a la semana
  • No fumar
  • Limitar la ingesta de alcohol a un trago por día
  • Participar en actividades que estimulen la cognición (como rompecabezas, u otras actividades de resolución de problemas)
  • Una “dieta sana” ( principalmente vegetales, nueces, bayas, granos enteros, frijoles, frutos marinos, proteína de aves, y evitar dulces, comida frita, bocadillos, carne roja o grasas saturadas)

Los investigadores del centro Medico de Rush University en Chicago quienes lideraron el estudio estaban seguros que encontrarían un vínculo entre el estilo de vida y los resultados en los factores cognitivos , pero Klodian Dhana, PhD y co-autor dijo que el y los otros autores se impresionaron al descubrir la «magnitud de dichos efectos.”

Pero, no todos los participantes del estudio siguieron estrictamente los 5 hábitos en listados durante el transcurso de los 6 a 9 años del estudio, y esto revela otra prometedora estadística: para aquellos que solo siguieron una opción del estilo de vida más saludable a su vida diaria, el riesgo de demencia disminuyó en un 22%.

Aún para la mayoría de personas con una predisposición genética de demencia, un estilo de vida saludable puede ser igualmente protector, de acuerdo a otro estudio realizado en más de 200.000 participantes y publicado en JAMA el mismo día.

RELACIONADO: Despídete de los Rellenos Dentales Temporales: Los Científicos Usan un Gel Para Regenerar el Esmalte Dental

No te Olvides de Comer Bayas y Champiñones

Fuera de los elementos del estilo de vida que fueron monitoreados, probablemente uno de los factores más interesantes es lo que escogemos para comer. En las décadas por venir, el refrán familiar de «te comes tus vegetales» tal vez se convierta en «te comes tus polifenoles y fitonutrientes». Las investigaciones científicas prueban que estos misteriosos componentes de los alimentos basados en plantas es lo que deberíamos estar comiendo si es que valoramos nuestro funcionamiento cerebral.

Por ejemplo, este estudio publicado en 2016 en GNN encontró que los arándanos ayudan a defendernos del Alzheimer gracias a su fitonutriente llamado antocianinas.

“El grupo que consumía arándanos demostró una mejoría en su memoria y una mejoría en el acceso a palabras y conceptos,” dijo Robert Krikorian, líder del equipo de investigación. “Nuestros nuevos descubrimientos corroboran aquellos encontrados en los estudios previos con animales y en las investigaciones preliminares con humanos, añadiendo aún más apoyo a la idea de que los arándanos pueden tener un beneficio real de mejorar la memoria y la función cognitiva en algunos adultos mayores.”

Otro estudio publicado en GNN en el 2018 encontró que la combinación entre arándanos y uvas también resultan en sorprendentes mejorías en la memoria, reconocimiento espacial, y capacidades de aprendizaje. Esto se debe a que estas dos frutas son ricas en polifenoles, que son un micronutriente que compone a dichas plantas y que es bueno para nuestro cerebro. Los dos extractos de polofonol combinados resultan en un precursor aún mayor que consumiéndolos de manera individual.

Y están también la ergotioneina, o ET: un componente que se encuentra en los champiñones u hongos que también es un protector de la función cognitiva. Sin embargo en vez de proteger del Alzheimer, es un protector contra la deficiencia cognitiva leve o MCI por sus siglas en inglés. Aún, un equipo de la Escuela de Medicina Yonh Loo Lin de la Universidad Nacional de Singapore (NUS) encontró que adultos mayores que consumían más de dos porciones de champiñones a la semana, redujeron sus probabilidades de experimentar una disminución en su funcionamiento mental hasta un 50%.

Otro Cambio En El Estilo De Vida Vinculado Con La Demencia: Usar Hilo Dental

De igual manera existe un vínculo entre la gingivitis y el Alzheimer y las buenas noticias son, que así como la dieta, tú tienes el control sobre que tan bien limpias tus dientes.

El investigador Piotr Mydel de la Universidad de Bergen “descubrió una prueba basada en el ADN de la bacteria que causa la gingivitis se puede mover de la boca al cerebro.” Una vez en el cerebro, la bacteria secreta toxinas que matan las células nerviosas del cerebro.

Mientras que esta bacteria no es la causa directa del Alzheimer, su presencia en el cerebro incrementa el riesgo de desarrollar esta enfermedad y puede resultar en una aparición temprana en personas que ya están en riesgo. Adicionalmente, una medicación que se ha desarrollado, puede bloquear dichas enzimas, se espera que sea probado en estudios clínicos a finales del 2019.

“Usalo, o Piérdelo»

En cuanto a hacer algo de ejercicio, este hombre de 68 años con Alzheimer ha logrado frenar la enfermedad al escalar una montaña a diario por los últimos 50 años.

Otra forma de incrementar tu suerte en contra de la demencia senil es realizar crucigramas o sopa de letras como una forma barata y asequible de ejercitar tu materia gris.

Cuando tenía 17 años de edad John Frates se dio cuenta que a su abuela le era difícil encontrar las palabras en los crucigramas que ella siempre había practicado, por lo que creó un libro con crucigramas más grandes para alivianar los efectos de su demencia senil. Tenía una plantilla de las palabras diagonal y horizontal. Mary Frates estaba sumamente emocionada. “Cada vez que le muestro un nuevo crucigrama sus ojos se iluminan.,” John le dijo a Good News Network.

John condujo un estudio científico en cómo los crucigramas pueden beneficiar a los pacientes mayores con demencia y presentó sus descubrimientos en la Conferencia del 2017 del Colegio Americano de Estilo de Vida Medicinal, sugiriendo que aún aquellos con notables signos de deterioro cognitivo pueden beneficiarse de aquello con un poco de ayuda.

Todos hemos oído esos consejos de nuestros padres y de los doctores: Come frutas y vegetales… No te olvides del hilo dental… Haz ejercicio. Es bueno saber que todo esto esta alineado con las investigaciones actuales para prevenir el Alzheimer.

Ayuda a Otros a Mejorar Su Vida… Y Comparte Esta Noticia Con Tus Amigos…
– Traducido al español por Aletheia Jurado

Deja un comentario