Reimpreso con permiso de World At Large, un sitio web de naturaleza, ciencia, políticas y viajes.

Por las últimas tres décadas, los científicos en el este de Finlandia han investigado los efectos de los baños sauna en cientos de hombres y mujeres, descubriendo una asombrosa tendencia.

Más específicamente, esta investigación, conocida como el Estudio del Factor de Riesgo de Cardiopatía Isquémica de Kuopio (Kuopio Ischemic Heart Disease Risk Factor Study), examinó que tan frecuentemente los baños de sauna como actividad de recreación afectan a factores de riesgo de ciertas enfermedades como la enfermedad cardiovascular, enfermedad cardiaca coronaria, accidente cerebro vascular y mortalidad de otra índole.

Recapitulando tan solo unos años atrás fue publicada una investigación demostrando los efectos que el baño sauna tenía con las muertes súbitas cardiacas, muertes relacionadas con problemas cardiacos y enfermedad coronaria fatal. En este caso, la dosis fue la cantidad de veces que cada individuo pasaba en el sauna.

Mostró que los hombres que usaron el sauna de 2 a 3 veces a la semana por un tiempo entre 15 a 20 minutos tuvieron 18% menos de riesgo de enfermedad coronaria fatal, pero aquellos que fueron de 4 a 7 veces por semana experimentaron una reducción de dicho riesgo aún mayor, de un 20%. .

RELACIONADO: 5 Cambios Simples en el Estilo de Vida Relacionados Con la Reducción del Riesgo de Desarrollar Alzheimer Hasta en un 60%

Después de una investigación inicial publicada, estudios adicionales han descubierto que aquellos beneficios dependientes de la dosis pueden ser aplicados a los accidentes cerebro vasculares e hipertensión.

Ya que este cohorte es de hombres y mujeres finlandeses, vale la pena tomarse un momento para saber como les gusta a ellos el sauna. El baño de sauna Finlandés es casi siempre seco y de al rededor de 80º C (174º F) con una humedad entre el 10% y 20% proveniente del vapor mientras los bañistas típicamente echan agua en las rocas calientes. La duración promedio es de 19 minutos en adelante.

Uno de los motivos por los que el baño sauna funciona al reducir los riesgos de dichas enfermedades se debe a que la sangre se mueve desde el torso hacia la piel para facilitar el proceso de sudoración en un ambiente caliente como el de un sauna, tu corazón late con más rapidez hasta 150 latidos por minuto para mejorar la circulación sanguínea, lo que es similar a un ejercicio de intensidad moderada.

Se ha encontrado que una sesión de sauna finlandesa incrementa la variabilidad de la frecuencia cardiaca, lo que indica la capacidad que tiene el corazón a reaccionar de manera fuerte ante condiciones estresantes. Los baños de sauna a largo plazo también pueden mejorar la función ventricular izquierda y la presión arterial.

Finalmente, al usar el sauna de 4 a 7 veces a la semana se encontró que hubo una reducción de hasta un 60% del riesgo de adquirir Alzheimer y otro tipo de demencias.

La simulación de las condiciones cardiovasculares de ejercicio físico moderado a intenso pueden ser un estándar de cuidado perfecto para aquellos que no pueden realizar ejercicio debido a alguna lesión.

Similar a como el cuerpo libera el proteínas de choque frío durante situaciones estresantes de frío, proteínas de choque de calor al enfrentar situaciones de temperaturas altas, las que pueden ayudar a reducir la inflamación y mejorar la recuperación muscular. Quizás debido a este mecanismo especial, los baños sauna se encontró que también pueden reducir la inflamación, otro factor importante en la recuperación de una lesión deportiva de largo plazo.

Con indicadores tan altos de que el uso frecuente del sauna puede mejorar tu salud cardiovascular de una forma tan robusta, puede que los doctores vayan a recetarlo a pacientes con una de las numerosos enfermedades cardiacas cuyos riesgos pueden ser disminuidos alrededor del mundo.

Es el Pretexto Perfecto para Ir a Relajarse un Poco… Comparte esta Historia con tus Amigos.
– Traducido al español por Aletheia Jurado

Deja un comentario