El 2019 ya está aquí, y por ende es la oportunidad de hacer de este nuevo año uno realmente extraordinario.

Así que, ¿Qué quieres experimentar?, ¿Qué lo haría extraordinario?, ¿Hay algo que siempre haz querido hacer pero no te haz dado el tiempo?, ¿Tal vez quieras cambiar de carrera o tener un estilo de vida creativo?. Tal vez quieras hacer nuevas amistadas, re-conectarte con las anteriores, o perder por fin esas libras extras que haz mantenido todos estos años.

El 2019 puede ser el año en el que realmente eso pase. Sigue estos 4 pasos que te ayudarán a trazar un buen comienzo.

#1: Certeza en Tu Resultado

Antes de hacer una lista de lo que quieres «hacer en el 2019», empieza con ser muy claro acerca de cómo te quieres sentir este 2019.

Ganar claridad sobre la verdadera experiencia te dará un mayor sentido de propósito y te generará una manera más tangible de imaginarlo.

Por ejemplo, solo perder peso por el hecho de perderlo no crea mucha motivación para mantenerse alejados de ese pedazo extra de postre, pero si quieres sentirte seguro, vivo, radiante y con más energía- de repente, hay una razón más grande para escoger una alternativa más saludable cuando está alineada con quién quieres ser.

Como un ejercicio, toma un papel y un lápiz en un lugar silencioso, tal vez cerca de la naturaleza, por ejemplo, sin teléfonos o tecnología, solo tú y las notas.

Pregúntate: «¿Que quiero experimentar este 2019?»

Después, entiende como se sentiría vivir eso- sea esto flexibilidad, coraje, confianza. Se que para mí es un sentido de aventura, hacer la diferencia, sentirme creativa y enérgica y cambiar lo que esté a mi alcance.

¿Qué es para ti? ¿Qué haría que te sientas completo cuando lo experimentas? Cuando tengas lineamientos claros, podrás determinar que vas a «hacer en el 2019» en la siguiente página.

Lo que me encanta de esto es que estás diseñando tu vida de manera estratégica. Acciones, por sí solas, no necesariamente nos llevan lejos, pero acciones que están alineadas a un sentido de propósito más grande sí.

#2: Flexibilidad en Tu Abordaje

A menos de que planeas vivir en un laboratorio de ciencias este año, en dónde todo está controlado, habrán cosas inesperadas que ocurrirán en este 2019. Así es la vida.

Habrán cosas que te desafíen, errores cometidos, cosas que no siempre saldrán como quisieras, y múltiples ámbitos de tu vida competirán por tu atención. Así que tener la habilidad de adaptarse al ambiente de constante cambio es completamente crucial.

El momento en el que necesitas que todo salga de una manera determinada es el momento en el que es cuando estás luchando por la perfección, lo que no es una meta realista ni tampoco natural.

Recuerdo haber estado en una banca en norte de Colombia el año pasado, filmando las olas con mi drone. Y pensé en mi interior, cada ola es completamente diferente. Mire a la hermosa selva que cubría las montañas detrás de mi. Cada árbol era diferente. Cada nube era diferente.

Y me di cuenta que la gente critica por naturaleza, así como se juzgan a sí mismos, será un constante «ese árbol no es suficiente», » esa montaña no está en el lugar correcto», y «esa ola no es lo suficientemente alta o larga». Mira el cuadro completo, la perfección está en lo imperfecto.

RELACIONADO: Nuevo Estudio Muestra que la Pérdida de Peso puede ser Potenciada hasta Cinco Veces Más Gracias a una Técnica de Imaginería Mental

Como la naturaleza, sé flexible en tu abordaje, adáptate al cambio. De esa forma, no importa lo que se te presente, en el fondo sabes que lo puedes manejar, crecer y evolucionar.

#3: Reconoce Tu Progreso

Mientras trabajas en un área en específico en el 2019, es importante que tú personalmente reconozcas tu progreso, especialmente si es en un área que ha sido desafiante en el pasado.

No sólo se sentirá bien saber que haz avanzado, también ayuda a establecer una nueva versión de ti mismo, una nueva identidad por la cuál mejorarás tu sistema operativo.

Imagínalo como un puente que va de una isla a otra. La primera isla es en dónde estas viviendo ahora y la otra es a dónde quieres mudarte.

Reconocer tu progreso conscientemente es lo que construye un puente más fuerte que te permite llegar al otro lado sin perder el rumbo.

Tus nuevas acciones son lo que actualmente estás «haciendo», pero no llegan a ser necesariamente «quién eres» aún. Si todavía no haz creado suficientes puntos de referencia de cómo puedes lograr el éxito en áreas específicas, será difícil enfrentar los desafíos inevitables, y volverás a ser tu antiguo yo nuevamente.

Reconocer aún pequeñas cantidades de progreso cada día es lo que ayuda a construir un puente fuerte sin importar los desafíos que aparezcan en el camino, permitiéndote cruzar el abismo para vivir esas experiencias que visualizaste anteriormente.

#4: Bloquea Tu Nueva Identidad

En este punto, estás yendo más allá de simplemente dar pasos. Las acciones que haz tomado se están convirtiendo en el todo de tu nueva identidad, parte de quién eres.

Se sentiría raro para mí no ir al gimnasio como primera cosa en la mañana, regresar a mi antigua carrera, alimentarme poco saludable, comer comida procesada.

Éso se debe a que he remodelado y transformado mis prioridades y valores. Reconozco que acciones correspondientes debo realizar para experimentar finalmente la nueva versión de mi.

Finalmente crearás hábitos que se sentirán naturales, así que recuerda celebrar el hecho: De no solo esperar que pase, festeja como estratégicamente tomaste la acción requerida para que ocurra, paso a paso.

Ahora tienes un recurso al que puedes acudir para mejorarte a ti mismo, sin importar lo que se atraviese en tu camino.

Cameron Brown ama sacar lo mejor de las personas. Él es el fundador de The Thriving Collective (El Colectivo Próspero) y realiza charlas multi sensoriales para audiencias al rededor del mundo en cómo prosperar en la edad moderna.

Comparte Este Consejo Inspirador Con Alguien Que lo Pueda Necesitar…
Traducido al español por Aletheia Jurado

Deja un comentario